Blog de jasc-cpgk

Blog personal

Noticias y comentarios personales

Nuevos Pensamientos

Escrito por jasc-cpgk 15-03-2018 en Memorias. Comentarios (0)

Fecha: Miercoles 14 de Marzo del 2018.

En el edificio donde vivo, santa isabel, se dieron cuenta de que tengo un perro en el departamento, mi pequeño Brunito. Me llegó una notificación diciendo de que tengo que sacar al perro del condominio, sino, habrá multa, y una posterior denuncia en el juzgado de policía local. No sé de cuanto es la multa, ni de que significa la denuncia, si hay multa mas grande o carcel, no lo sé en realidad. Al leer esa mierda, de inmediato nació un sentimiento de rechazo al lugar donde vivo. Eso se contradecía totalmente con lo que pensaba del lugar unos dias antes, de que era nuestro nuevo espacio de amor para surgir y vivir tranquilos. Ese sentimiento de rechazo mas se reforzaba debido a la ida de Constanza, pensaba que debía de abandonar el edificio y buscar uno que pudiera tener mascotas tranquilamente. Eso significaría que con Brunito el perrito, nos cambiáramos a algún otro lugar de Santiago. En eso pensaba que podría ser otro edificio o una casa, como las casas de la Florida, de esas de un piso que son bien bonitas, o un departamento con harta luz, con buena vista y que tenga un solo dormitorio, creo que no necesito mas. Pero después pensé, que me sale mejor comprar una casa en Curicó, de las que vi en el Boldo, también de un piso bien bonitas. Al tener eso en mente, también nació la idea de irme de Santiago, pensaba que ya no tenía nada que hacer acá. No tengo a mi compañera de vida, no tengo a mi familia, vivo solo el día a día, al parecer no hay proyecciones, ni crecimiento personal ni profesional en esta ciudad. De que me sirve esforzarme en obtener un post-título si al final pareciera de que no me serviría, y si me sirviera, como para poder trabajar en la Utal, creo que es mucho tiempo el que tengo que esperar y mi salud mental en conjunto con mis objetivos nuevos, son completamente incompatibles. Solo necesito la posibilidad de trabajar en Curicó, un trabajo estable con un buen sueldo, algo no tan alejado a lo de ahora, aunque ni me molesta trabajar por 500 lucas mientras me alcance para vivir tranquilo. Al final, solo necesito un espacio para poder estar tranquilo con mi cony y con mi brunito. ¿Cuánto es lo que tendria que gastar inicialmente para tener una casa? Podría vender el auto y pagar lo que se necesite, o empezar a ahorrar todo lo que tenga, juntar lo de la cuenta vista, vender algunas cosas como el aire acondicionado portátil, no cacho. Pero la idea es esa, que me alcance para pagar la cuota inicial y después el dividendo. Si tuviera esa casa ahora se la pasaría a la cony para que viviera ahí (eso si es que me arreglo y me doy cuenta de la mierda de mi cabeza, como el copete y la ira) para que pudiera estar tranquila en un espacio piola y con brunito haciéndole compañia. Yo renunciaría al cid y me devuelvo, ahí veo como lo hago para sobrevivir económicamente. Ésta ciudad ya no me agrada porque ya no tengo lo que realmente necesito.


Como las consecuencias de mis putos actos empiezan a tener repercusiones.

Escrito por jasc-cpgk 15-03-2018 en Equivocado. Comentarios (0)

Fecha: Miercoles 14 de Marzo del 2018.

Hoy se fue Constanza del departamento. Ella me había avisado hace unas semanas que se iba, porque ya no aguantaba mi actitud de saco wea. Era una crónica de una ida anunciada. Lloré mucho los dias antes de éste. Sentía una tristeza enorme y una rabia inmensa. Comencé a pensar en mis actos pasados, y no encontraba una explicación del por qué me habia comportado como un imbécil, despota y agresivo borracho. No tenia explicación el hecho de que me diera cuenta de que hice todas las cosas mal, y cuando digo todas, es porque realmente fueron todas. Yo me esforcé por ser un buen amigo, un buen pololo, un buen compañero, una buena persona, pero lo que salía de mi era rabia, tormento, tristeza, miedo. Cosas tan sin simples que las volvía complicadas, cosas que nunca las vi de buena manera. Recordaba el día en que a la cony se le había quedado algo en el departamento y yo se lo fuí a dejar a la pega a medio día. Pensaba por el camino que ella era una olvidadiza y que me hacía perder tiempo por ir a buscar cosas que no eran mias. Pero cambié ese pensamiento y agradecí el hecho de que se le quedara, porque pude verla a medio día. Que mujer mas hermosa, cuando salió por esa puerta del edificio de su trabajo. Todo lo que yo tenía que hacer era eso, cambiar y verle lo bueno a todo esto. Pero habían otras situaciones, en las que llegaba al departamento y estando al lado de ella, no le hablaba de nada, y no quería hablar. Fui un imbécil.